A Control Remoto …

Por Jorge M. González

Nikola Tesla (1856 – 1943) fue un genial ingeniero mecánico y eléctrico, e inventor. Sus experimentos, investigaciones y patentes ayudaron a crear los modernos sistemas de electricidad comercial. Aunque Guglielmo Marconi (1874-1937) recibió un premio Nobel en 1909, junto a Karl Ferdinand Braun (1850-1918) “… por sus contribuciones al desarrollo de la telegrafía inalámbrica”, sus “descubrimientos” fueron hechos gracias al uso de equipos y patentes de Tesla, el verdadero inventor de la radio.

Tesla patentó en 1898 su “Método y aparato para controlar mecanismos de mover embarcaciones o vehículos” demostrando luego en el Madison Square Garden como controlar un bote con un aparato de ondas radioeléctricas.  Luego, en 1903, el ingeniero y matemático español Leonardo Torres y Quevedo (1852-1936) mostraría su “Telekino” ante miembros de la Academia de Ciencias de París, obteniendo patentes del mismo en Francia, España, Gran Bretaña y los Estados Unidos.

Este “Telekino” era un robot que ejecutaba comandos transmitidos por ondas electromagnéticas. Tesla y Torres serían los pioneros de la tecnología del control remoto para usos militares en los treinta. En 1939 aparecería el Control Misterioso Philco, el primer control remoto para un aparato de uso doméstico, un radio en este caso.

De allí en adelante el control remoto se convertiría en compañero común. Hoy es tan arraigado su uso que hasta hemos escuchado historias como aquella en que  “… marido y mujer conversaban mientras veían TV. Cada vez que él quería ignorar los reclamos de su esposa pulsaba los botones del control para cambiar canales rápidamente, …”

Por eso, numerosos investigadores afirman que “apoderarse del control remoto” no es más que la manifestación de la absurda tendencia de creer que se “tiene el control de las situaciones” aunque no sea cierto.

 

En dieciocho años hemos visto como Venezuela se ha deteriorado a manos del “comandante galáctico,” de su heredero y de todos sus adláteres ineptos y corruptos. No solo destruyeron la agricultura, la ganadería y las  industrias que representaban el motor económico del país, sino que el mal manejo del petróleo solo le sirve a países zalameros, no al nuestro. No hay agua, ni alimentos, ni medicinas; la delincuencia campea, el futuro de Venezuela emigra hacia cualquier país extranjero.

Estos últimos meses han sido devastadores en Venezuela. Las fuerzas represivas gubernamentales asesinaron unos cien venezolanos, hiriendo y deteniendo muchos más. “Maduro y su banda han dado suficientes muestras de su absoluto desprecio” por sus coterráneos. Ha dicho que no permitirá que la oposición llegue al poder, “aunque tenga que usar armas” y ha convocado una anti-constitucional constituyente.

Siete millones y medio de venezolanos, opositores y hasta chavistas “duros,” manifestaron el pasado 16 de julio su oposición ante tal ilegalidad. La consulta ha contribuido a “mejorar la eficacia de la presión internacional” y “presentar a los venezolanos un plan de acción hacedero, …” Pero con la excusa de que ahora resolverán los problemas que no han resuelto en 18 años, el dictadorzuelo ignora los reclamos de los venezolanos y pretende usar su constituyente como un “control remoto.”

Add Comment

Click here to post a comment

*