Home » Ciudadanía, pregunta que pone en riesgo el Censo 2020

Ciudadanía, pregunta que pone en riesgo el Censo 2020

Los expertos aseveran que el nivel de participación bajará drásticamente, dado el temor de las personas que nacieron en el extranjero y que aun estando en el país con autorización, o incluso con ciudadanía creen que pueden perderla si proporcionan sus datos.

 El Censo implica gran inversión de recursos en una gran cantidad de ámbitos, desde el dinero que se invierte a nivel nacional para realizar este recuento de habitantes que permita hacer el necesario ejercicio de prospectiva para los años por venir, hasta el trabajo de quienes planean y realizan este ejercicio, cuyos resutados se utilizan para proyectar el futuro del país.

Con base en datos reales se planea en material de economía, salud …..  no se pueden arriesgar tantos recursos en un ejercicio que, de entrada se sabe que puede no arrojar las cifras reales y necesarias para proyectar a corto y largo plazo los programas para atender a la población de un país entero.

Al anuncio de Wilbur Ross, Secretario de Comercio, en el sentido de que el Censo del 2020 podría incluir la pregunta acerca de ciudadanía de las personas que habitan en una casa, las reacciones no se hicieron esperar por parte de los expertos en material de población, así como por autoridades de distintos estados de la Unión Americana, algunas organizaciones que trabajan en favor de las minorías, y centros de investigación social y académicos de gran prestigio, como el Center for American Progress, quienes dieron la voz de alarma acerca de los resultados desfavorables que puede tener el incluir esta pregunta a la que calificaron de innecesaria.

Los expertos aseveran que el nivel de participación bajará drásticamente, dado el temor de las personas que nacieron en el extranjero y que aun estando en el país con autorización, o incluso con ciudadanía creen que pueden perderla si proporcionan sus datos.

Añadir esta pregunta nuevamente en el formulario del Censo es una decisión -en opinión de los expertos-, alarmante, porque sólo causará miedo y pánico y pone en alto riesgo la finalidad este recuento, que es recabar cifras realmente fidedignas que sirvan para el propósito de planeación y prospectiva.

Los expertos predicen, de entrada, una baja en el nivel de participación de los grupos minoritarios. Y dan la voz de alarma, tener un Censo con resultados confiables, con datos fidedignos es crítico en todos los ámbitos de la vida de esta nación, con base en los resultados se asignan recursos a nivel local para atender las necesidades de la población de cada ciudad y cada estado, y con base en las cifras de este recuento se asignan también representantes en el Congreso.

Los datos precisos del Censo son cruciales porque las decisiones políticas y la justa representación de los estadounidenses, los sitios en la casa de Representantes están se basan en la población que registra este conteo en cada estado. Al realizarse cada 10 años, sería devastador arriesgar la plataforma de planeación del crecimiento económico del país por toda una década.

Las cifras arrojadas por el recuento de habitantes y sus datos generales se usarán para moldear el panorama político. El próximo recuento de población se usará para determinar cuantos escaños en la Casa de Representantes recibe cada estado y cómo se dibujan los distritos legislativos.

Historicamente los latinos están entre los grupos menos representados en las cifras de los Censos, aún quienes tienen estatus legal para vivir y trabajar en el país han renunciado a participar en este importante estudio a nivel nacional, contagiados por el temor de su comunidad, o por no perjudicar a miembros de su familia que fueran indocumentados.

Esta situación obligó a que otras instancias llevaran a cabo Censos focalizados en comunidades específicas y en zonas geográficas determinadas. En general son las instituciones académicas las que se dan a esta tarea, por tener los recursos, para subsanar ese hueco de información tan necesaria para la realización de su propio trabajo como centros de educación superior.

Un magnífico ejemplo es el Censo que el Institute for Latino Studiesde la Universidad de Notre Dame realizó después depués del año 2000, bajo la dirección de Alert Brown-Gort.

El Instituto de Estudios Latinos en la Universidad de Notre Dame es una institución de prestigio, reconocida por la seriedad de la información que genera y proporciona a las distintas instancias que lo solicitan.

Se caracteriza por llevar a cabo investigaciones académicas, así como programas de información pública acerca de la comunidad Latina, en general en Estados Unidos pero se centra principalmente en la población de Chicago y sus suburbios por la enorme cantidad de población de habla hispana en esta región, la cuál tiene una enorme fuerza y ha moldeado la cultura de la zona y podría decirse que su influencia es evidente en varios estados de la Unión Americana.

La Iniciativa Metropolitana de Chicago, del Institute for Latino Studies, a cargo en ese entonces de Sylvia Puente, realizaba análisis de datos, encuestas, y otras actividades de investigación, en ocasiones coordinaban su trabajo con otras instituciones locales, en el intento de hacer una radiografía lo más precisa de la comunidad Latina del área de Chicago y para identicar sus necesidades, las cuales, debido a la baja participación en el Censo, fueron muy imprecisas.

Algunas investigaciones se enfocaban en aspectos importantes a nivel macro, como las contribuciones económicas de los latinos en Chicago y suburbios, que son importantes para el estado de Illinois.

Es importante saber que para el año 2000, los latinos representaban ya el 20 por ciento de la fuerza laboral; eran dueños de más de 56,000 negocios y sus empresas comprendían el 6.5 por ciento de todos los negocios de la región.

Para el 2009, su poder de consumo ascencía a 23 mil millones de dólares, y generaban con ello alrededor de170,000 empleos en la región.

En cuanto a la fuerza laboral que los latinos representaban era del 22 por ciento de los 8.4 millones de habitantes de área metropolitana de Chicago. Entre 1980 y 2009, la fuerza laboral latina creció de 7 por ciento a 20 por ciento tan sólo en esa área geográfica, y eso se pudo saber gracias a las investigaciones del Institute for Latino Studies.

Los negocios iniciados por los latinos generaban ya desde hace más de 10 años, más de 77,000 empleaos, y la nómina total era de $2.2 mil millones produciendo ingresos anuales de más de $ 10.4 mil millones. Los propietarios latinos representaban, ya después del año 2000 el 6.5 por ciento de los empresarios en el área metropolitana de Chicago.

Esta información acerca dela fuerza laboral Latina, así como la importancia del enorme poder adquisitivo de la comunidad pudieron conocerse a detalle por el Censo y el análisis de la información adquirida por el Institute for Latino Studies.

Se calcula que los latinos consumieron tan sólo en el año 2009 aproximadamente  23 mil millones de dólares, invirtieron en la adquisición productos y servicios locales más de $12.3 mil millones; ganaron más de $26.2 mil millones, y destinaron el 53 por ciento de sus ingresos a pagar impuestos, y a ahorrar, lo cuál no es muy frecuente en otras comunidades.

Riesgo de resultados poco exactos

John Thompson, quien se desempeñó como Director de la Oficina del Censo hasta hace un año, comparte la opinión de varios expertos, y asevera que añadir la pregunta sobre ciudadanía al cuestionario sólo haría más complicado un proceso que en sí mismo ya lo es.

“Ciertamente eleva el nivel de riesgo de tener un conteo erroneo y que no represente con justicia a todos” los habitantes del país.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  

 

 

 

 

Please follow and like us:
Pin Share

Recent Comments

No comments to show.
RSS
Follow by Email