La Danza de la Flama

Por Constanza Soria

La danza de la flama para toda ocasión

Las velas han acompañado al hombre desde tiempos inmemoriales. El primer hallazgo arqueológico de un trozo de vela se remonta a Francia, cerca de la ciudad de Avignon, y data del Siglo I de la era Cristiana, aunque algunos historiadores aseveran que en el antiguo Egipto ya se usaban para alumbrar templos y viviendas comunes.

En sus inicios las velas se fabricaban con sebo o grasa sólida del ganado, sobre todo de ovejas, más tarde se comenzaron a fabricar velas con cera de abejas y a darles color con las tintas naturales que se utilizaban para teñir las telas.

La modernidad introdujo la cera de parafina, que por sus costos se ha vuelto muy popular en la fabricación de las velas hoy en día, sin embargo, las velas artesanales que se confeccionan usando cera de abeja, con diferentes aromas e incluso adornos de flores naturales siguen teniendo un gran mercado.

Hoy en día encontramos velas para toda ocasión, para celebraciones religiosas, para adorno de la casa, para embellecer una mesa o cualquier otro rincón para darle un toque especial.

El festejo de San Valentín en este mes da un buen pretexto para encender una vela y deleitarse con la danza de la flama.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Add Comment

Click here to post a comment

*