La seducción del Populismo en el Mundo

Por Julio César Fierro

En la actualidad, millones de ciudadanos en el mundo tienen un sentimiento de insatisfacción en la manera en que sus gobiernos los representan en la política y temas sociales. Estos sienten que como pueblo son controlados injustamente por las élites de sus países. Debido a esta frustración muchos ciudadanos ven otras alternativas en líderes poco convencionales que los ayuden a combatir estas injusticias. Es dentro de este marco donde el fenómeno de el “Populismo” ha tomado gran fuerza en los últimos años en el mundo, tanto así de que no se puede hablar de política internacional sin hacer referencia a este tema, y que la fiebre del populismo no sólo sea de los países en vías de desarrollo ya que esta epidemia ha contagiado a países con una gran tradición democrática de Europa Occidental.

¿Que es el populismo?
El populismo es un concepto difícil de explicar y que tiene diferentes connotaciones, en palabras simples, el populismo, entendido como una práctica política, es un concepto que permite hacer referencia a los movimientos que rechazan a los partidos políticos tradicionales y que presenta al pueblo y a las elites como antagónicas.
Es decir, el populismo apela a la gran mayoría (el pueblo) a rechazar ser explotado y mal manejado por una minoría (la élite), por lo cual la principal motivación del populismo es el rechazo al establecimiento político. Asimismo, el populismo no es necesariamente de izquierdas o de derechas ya que en muchos casos ha llevado a la creación de movimientos populares y reformas legales, y en otros casos ha creado la cultivación y esparcimiento de movimientos ultra-nacionalistas y nativismo. Hoy en día, la retórica populista esta muy activa en el mundo y avanza entre los votantes de izquierda como en los de derecha. El populismo de derecha se debe más a factores culturales, mientras que el de izquierda, a componentes económicos.

¿Quién es el político populista y por qué agradan tanto?
Los políticos populistas en la historia y alrededor del mundo se han caracterizado por su estilo diferente de hacer política, ellos de alguna manera se presentan al pueblo como el “candidato independiente” , el “no político metido a la política”, “la persona del pueblo”, “el que dice las cosas como son” y que aseguran representar los intereses de la clase trabajadora, y trabajan en unir a la población en contra de un enemigo común, ya sea el establecimiento político, inmigración o criminales, y hacen que muchos votantes se concentren y los apoyen en su causa. Además, estos políticos pocos convencionales son carismáticos y agradan a la ciudadanía haciendo promesas de deseos populares y prejuicios en lugar de usar un argumento racional.

El Auge del populismo en Países Desarrollados
A pesar de que los Estados Unidos y Europa Occidental cuentan con una cultura democrática asentada, hoy en día existe un emergente populismo principalmente de derecha o de extrema derecha en estas naciones. La gran depresión del 2008 y 2010 despertó en estos países un sentimiento de injusticia e insatisfacción en muchos ciudadanos al percibir que los gobiernos salvaban a los bancos a costa de la población. Eso deslegitimó mucho a el orden político y económico, al igual que la visión de globalización y gobiernos progresistas que estos países venían representando. Esto dio paso a fenómenos del populismo como el ascenso a la presidencia de los EEUU por parte de Donald Trump y el Brexit (votación por la salida de GB de la Unión Europea) en el Reino Unido tuvieran un gran éxito. Además, de movimientos como Syriza en Grecia, Movimiento Cinco Estrellas en Italia y que la ex candidata Marine Le Pen tuviera un gran número de seguidores en Francia durante su campaña por la carrera presidencial.

El creciente populismo en estos países se debe principalmente a dos factores: económicos y culturales.

• Factores Económicos
Debido a que la gran mayoría de la clase trabajadora en las naciones desarrolladas están sufriendo económicamente, ha crecido la idea por parte de varios ciudadanos de que el mundo globalizado empujado por las élites y gobiernos progresistas no esta teniendo ningún beneficio en sus bolsillos, si no todo lo contrario, estos sienten que este fenómeno no ha tenido el mismo impacto en sus países en comparación a otros alrededor del mundo, como por ejemplo en China, donde el impacto del comercio internacional ha sido extraordinariamente positivo para su economía, ya que este ha hecho que millones de ciudadanos hayan salido de la pobreza extrema, que la clase media de ese país este en crecimiento y que muchos ciudadanos vean a su país con un futuro brillante; en contraste, en Norte América y Europa Occidental, la mayoría de la población trabajadora no se siente parte del mundo moderno, se siente olvidada y como perdedores, y creen que no existe una distribución equitativa de la riqueza de sus países debido a que las élites se han llevado sus trabajos a lugares como China u otros lugares que cuentan con mano de obra mucho más barata, y por los corruptos gobiernos de sus países.

Factores Culturales
Actualmente, se cree que las razones culturales son tan fuertes como los factores económicos en el creciente populismo en los Estados Unidos y Europa. Muchos ciudadanos dentro de los Estados Unidos al igual que en Europa (principalmente en las naciones del norte) están en contra y se oponen a la inmigración ya que sienten que sus sociedades son cada vez más diversas cultural y étnicamente. Esto ha creado en los ciudadanos de estas naciones xenophobia, racismo, descontento con los valores progresistas/post-materialistas, como la preocupación por el medio ambiente, la equidad de género, el cosmopolitismo, etc. Los ciudadanos de estas naciones principalmente sin mucha educación, de edad avanzada, primordialmente blancos, quienes eran anteriormente los más privilegiados en culturas occidentales se sientan resentidos y marginalizados en sus propios países y por consiguiente están en contra de los gobiernos progresistas y liberales y todo lo que los rodea.

El Populismo en Países en vías de Desarrollo
El nacimiento del populismo en diferentes regiones y lugares en el mundo en vías de desarrollo responde a determinadas condiciones de atraso, desigualdad social y económica, y corrupción, por lo regular el término populista aplica principalmente a los movimientos de izquierda. Por ello, el populismo tiene bastantes motivaciones y condiciones para surgir en estos países, en donde en la mayoría de casos el término populista aplica principalmente a los movimientos de izquierda

En América Latina, como en otros lugares, los populistas siempre hablan de colectivos mas no de personas y como buenos populistas dividen a la sociedad en dos bandos antagónicos que combaten entre ellos para imponer su dominio, los explotadores y el pueblo, la gente y la casta. Esta perspectiva estuvo presente en los discursos del ex presidente de Perú, Fujimori, en el exlíder de Venezuela Hugo Chávez, o el ex presidente de Argentina, Néstor Carlos Kirchner, y actualmente se encuentran en los discursos de Maduro, Ortega, Morales y en los del contendiente a la presidencia de México por el partido Morena, Andrés Manuel López Obrador.

Asimismo, el populismo se ha hecho presente y florecido en otras regiones del mundo, en Turquía con su presidente Tayyip Erdogan y en las Filipinas con su presidente Rodrigo Duterte.

Críticos del Populismo
Críticos del populismo opinan que a pesar de que el populismo es una noble idea, al tratar de unir a la gente común en contra de la elite corrupta, y que en materia social se articula al Estado perfectamente por demandas sociales; su implementación es terrible en materia económica ya que el populismo no expresa con que remplazara todos los cambios prometidos como otras ideologías. Esto debido a que los populistas prometen a la ciudadanía “cosas gratis” en lugar de reformas en el sistema que promuevan el crecimiento constante en la economía, aumento de emprendedores, etc. Es por ello, para los críticos del populismo, los populistas solo son vendedores de falsas ideas y sueños, con promesas en recortes en impuestos y soluciones inmediatas a los problemas de la ciudadanía sin importar como es que van hacer los recortes en impuestos posibles y de donde obtendrán el dinero para hacer esto posible.

Sin lugar a duda, en la actualidad el populismo se ha convertido en una herramienta política extremadamente efectiva. Hoy en día, a pesar de que muchos ciudadanos en el mundo moderno perciben a los populistas como bufones por su forma poco ortodoxa de hacer política, una gran mayoría de la población siente mas empatía y creen que estos tienen un mayor sentido en sus mensajes que el típico político, y esto los ha hecho ganar un gran numero de seguidores en diferentes partes del planeta, incluso en naciones Occidentales de gran tradición democrática. Sin embargo, debemos de recordar que el termino populismo es peyorativo ya que hace referencia a las medidas políticas que no buscan el bienestar o el progreso del país, si no que solo tratan de conseguir la aceptación de la ciudadanía sin importar las consecuencias o de donde provengan los fondos para respaldar esas promesas. Por ende, el auge del populismo continuara a menos de que la población en general cuestionen las propuestas de los políticos en campaña – con preguntas como: de donde vendrá el dinero para hacer cumplir sus promesas y como harán para que esas propuestas se hagan realidad.