Los Inmigrantes y e IRS: pagan mucho, reciben poco

Por Oriana Ruvalcaba

Pues bien, les tenemos noticias a quienes consideran o repiten sin informarse bien acerca de la situación, que contrariamente a la idea tan difundida a últimas fechas, de que los inmigrantes indocumentados toman ventaja de los ciudadanos que sí pagan sus impuestos, que estos trabajadores contribuyen anualmente con $11.74 billones de dólares

De acuerdo con un estudio publicado recientemente por el Institute on Taxation and Economic Policy (ITEP) los trabajadores indocumentados, a quienes se les culpa ya casi por tradición de todas las desventuras que suceden en el país, pagan sus impuestos cada año y contribuyen con cerca de 12 billones de dólares al erario público.

El informe enfatiza en que ha sido actualizado recientemente y provee números duros para echar por tierra esa falsa premisa que sirve como punta de lanza para quienes se enorgullecen de ostentar un sentimiento antiinmigrante asidos de ideas erroneas, que éste tipo de investigaciones serias desmienten con números duros, ésta es la prueba de que los inmigrantes, aunque sean indocumentados en algunas ocasiones, contribuyen al crecimiento económico de la nación y no toman ventaja de los ciudadanos cumplidos, como se piensa y se dice en voz alta con frecuencia.

El documento, publicado recientemente enfatiza: “sí, ellos pagan…. Y explica detalladamente que los inmigrantes, aunque no tengan sus papeles en regla, no sólo no son una sangría ni toman ventaja de quienes cumplen con sus obligaciones fiscales, sino que contribuyen con una fuerte suma al desarrollo del país, no desean tomar venyaja, pagan sus impuestos como cualquier otro ciudadano.

Los datos duros del estudio del ITEP “ayudan a disputar la idea erronea, defendida por el presidente Trump durante su discurso ante el Congreso, en el sentido de que los inmigrantes indocumentados representan una pérdida para los contribuyentes, de hecho, como otras personas que viven y trabajan en Estados Unidos, los trabajadores indocumentados son contribuyentes también, y se estima que en conjunto aportan casi 12 billones de dólares en total cada año, sumando el dinero de los impuestos que pagan por sus compras, el que aportan por su ingreso personal, sumando lo que pagan de sus propiedades y de sus hipotecas. Según las cifras obtenidas por el ITEP, estos trabajadores contribuyen hasta con un 8 por ciento del total de su ingreso cada año.

A raíz de la publicación de este estudio, Meg Wiehe, Directora de Programas del ITEP puntualizó en entrevista que contrariamente a la idea que se ha extendido ultimamente, los once millones las personas indocumentados que se calcula viven en Estados Unidos contribuyen al desarrollo del país pagando impuestos cada año, y añadió un dato muy importante, si se sacara adelante una reforma migratoria integral se calcula que la aportación de esta población ascendería a un total $2.1 billiones de dólares, “una buena política en materia de migración, una política resultado del conocimiento de la realidad” beneficiaria enormemente a todos.

“No se puede simplemente ignorar el horrible impacto te romper a las familias con una política de deportación masiva, los encargados de dictar las políticas no pueden simplemente pasar por alto las contribuciones tan significativas que hacen los inmigrantes indocumentados a las economías locales y estatales”.

“Se debe tomar en cuenta –continuo Wiehe-, que los inmigrantes indocumentados como cualquier otra persona pagan impuestos cuando compran bienes y servicios, pagan impuesto sobre la propiedad, ya sea cuando liquidan directamente sus casas o como arrendatarios”.

“El informe proporciona un contexto crítico en un momento en que el presidente esta empujando políticas de inmigración basadas en parte, en suposiciones erróneas”.

Wiehe continua su expliación puntualizando que las contribuciones de aquellas personas a quienes se considera noscivas para el desarrollo económico del país y que las cifras el instituto que ella dirige demuestran todo lo contrario, oscilan entre $550,00.00 en Montana con una población estimada de 1000 personas indocumentadas que pagan sus impuestos, hasta $3.1 billones en California, en donde se calcula que residen aproximadamente 3 millones de inmigrantes indocumentados no sólo latinos sino de todo el mundo.

Independientemente de su estatus migratorio, las personas procuran cumplir con sus obligaciones fiscales porque siempre tienen la esperanza encontrar un camino hacia la legalidad de su estancia en Estados Unidos y desean comprobar que no han sido una carga económica para el país que han adoptado como su nuevo hogar.

El estudio del ITEP puntualiza también, que ese 8 por ciento de sus ingresos que los inmigrantes indocumentados pagan sus impuestos a nivel local y estatal esta por encima el promedio efectivo de contribución de otros ciudadanos, que representa sólo el 5.4 del total de sus ingresos.

De hecho se estima qué nivel de impuesto que pagan los inmigrantes indocumentados esta a la par de las personas cuyo ingreso las ubica dentro de la clase media.

Se considera también que de darles estatus legal a estas personas que han vivido, trabajado y pagado sus impuestos durante muchos años en este país permitiría que Estados Unidos pudiera recaudar de este sector poblacional un estimado del 2.1 billones de dólares al año, lo que representaría un 8.6 por ciento el ingreso total anual de estas personas.

Un dato importante que puntualiza el estudio del ITEP, es que, sin duda una política de deportaciones masivas tendrá un alto impacto en los negocios y en la economía de los Estados Unidos en general. Inmediatamente se registraría un impacto negativo en muchas de las arcas de los gobiernos locales y estatales, sin las contribuciones de este grupo poblacional que es sin duda motor el economía en todos los ámbitos y al que no se les reconoce su importancia a nivel macro en economía del país.

Este estudio se centra en el análisis minucioso de las cifras a nivel estatal y local sin embargo es importante pensar el efecto que puede tener el hecho de que disminuya este sector de población, y con él sus contribuciones a nivel federal, es importante analizar todos los efectos negativos que las deportaciones masivas pueden conllevar. Los recursos que se recaudam, los casi 12 billones anuales son fundamentals para inversión en distintos ámbitos, sobre todo en educación y salud.

Una reforma integral en material de migración podría disminuir el deficit a nivel federal y podría generar más de $450 billones te dólares en recaudación de impuestos en la próxima década. Lo que demuestra que es importante tomar decisiones asidos de información y no solamente con base en ideas vox populli sin pensar en las consecuencias negativas a corto y largo plazo.