Home » Cuando la vida te quita el sueño

Cuando la vida te quita el sueño

Considerando que pasamos casi una tercera parte de nuestras vidas dormidos, en pocos temas somos más ignorantes que en el del sueño. Lo que sí es un hecho es que el insomnio es un problema de salud que fácilmente puede convertirse en una pesadilla.

Por Socorro Romero Jacobo*

Para comprender cabalmente aquella gran verdad de que “la vida es sueño” podríamos remontarnos a la celebra caverna de Plantón, o la poesía de Félix Arturo Lope de Vega o la dramaturgia de Pedro Calderón de la Barca… o también podríamos recordar simplemente la última vez que tuvimos problemas para dormir.

Metáforas y literatura aparte, el sueño es una de las áreas más importantes y menos conocidas del andamiaje interno de nuestra mente. Además, e igual de importante, es el momento que nuestro cerebro ocupara para realizar el trabajo de mantenimiento que nos permite seguir vivos y moderadamente racionales.

Para los profesionales de la salud, el sueño reparador es considerado esencial para todos los temas relacionados con la salud mental. En un contexto en el que, a nivel mundial, un diez por ciento ha sufrido algún padecimiento mental (en América Latina es de un 25 por ciento) y se registran unos 65,000 suicidios cada año, el tema del insomnio es mucho más que inconveniente menor.

El insomnio es el trastorno del sueño más frecuente, y puede ser dificultad para conciliar el sueño, muchos despertares nocturnos o bien despertar demasiado temprano.

¿Por qué debemos dormir 8 horas los adultos? (a medida que se decrece en edad, serán más horas, de sueño hasta llegar al recién nacido, que casi se la pasa durmiendo)
Según los investigadores no dormir lo requerido, nos expone a la obesidad, la hipertensión arterial y al estrés, la diabetes mellitus, y a últimas fechas hay estudios, que las personas que no duermen lo suficiente se les acumula en el cerebro toxinas entre ellas, sobre todo la proteína beta-amiloide responsable del alzheimer.

Ya en esas, vale recordar que la falta de sueño reparador, disminuye las funciones cognitivas: aprendizaje, razonamiento, atención, memoria, resolución de problemas y toma de decisiones, además se debilita el sistema inmunológico, que abre la puerta a muchos padecimientos.
Comprobado esta que el sueño profundo, tiene la función de limpiar el cerebro. Como quien dice, durante el sueño el cerebro “jala la cadena”.

Es claro también que el sueño reparador es fundamental para proteger la salud mental de una persona. Tanto depresión como ansiedad, los dos padecimiento mentales más comunes, suelen empeorar dramáticamente si vienen acompañados de problemas de insomnio.

Alimentos que pueden alterar nuestro sueño: tomar café, chocolate obscuro, alcohol, (se pueden ingerir por lo menos 4 horas antes de ir a la cama), frituras, algunos embutidos como los hot-dogs, y el salami, exceso de calorías en la cena (evitar el azúcar refinada).

Otros: como estar muy noche en la computadora, la televisión, debido al estímulo luminoso. También debemos evitar el estrés, la ansiedad y la depresión.

Recomendaciones. Lo que yo llamo la higiene del sueño. Esto es: habitación bien ventilada, que este fresca, obscura, o usaras un antifaz para proteger tu ojos de la luz. Acostarse con cama arreglada, ropa para dormir escasa, de algodón de preferencia, usar la cama solo para la vida sexual y dormir.

Hay que evitar que se convierta en lugar de comer, ver televisión, trabajar para que tu cerebro tenga registrado ese sitio es solo para dormir, y no para estar despierto.

También vale la pena un baño de agua tibia antes de acostarnos, o quizá un masaje con un aceite aromático de lavanda, haber cenado una fruta, o algo ligero, escuchar música suave, (el correr del agua), o haber hecho meditación. Y si se hace ejercicio, debe ser ligero, solamente para disminuir la ansiedad, como pasear a la mascota.

Si te gusta tomar alguna infusión puede ser de: valeriana, flor de azahar, tila, lúpulo, (este se usa en la elaboración de la cerveza, y a quien nos gusta algo lo amargo, sabrá bien) u otro, e informarte, que quizá la raíz de valeriana, no debe ingerirse por largas temporadas y amerita descansos.

Puedes tomar también una tableta de 3 mg. De melatonina, (esto consúltalo con un profesional de la salud), la produce la glándula pineal, que está en el cerebro, el cual va disminuyendo su producción a partir de los 50 años en adelante.

Es claro que la industria farmacéutica tienen una gran cantidad de productos para administrar este problema. Vale la pena anotar que además de ser consideradas como medicinas peligrosas (como todas las que afectan el sistema neurológico), este tipo de fármacos suelen tener efectos secundarios bastante serios y, ocasionalmente, mortales.

Alimentos recomendados, por ser ricos en triptófano, que aumentara la serotonina y por ende la melatonina: leche, pescado, sardina, atún, huevo, verduras, frutas, (plátano que además tiene magnesio y potasio) cereales, semillas de girasol, onagra, etc.

A tu cerebro le gusta la rutina, respetando los horarios de acostarse y levantarse.
Sé que algunas personas laboran de noche, y duermen de día, si así es el caso, procuren tener un sueño reparador hasta donde sea lo más posible.

Otros recursos que pudieran ayudarte: la acupuntura, homeopatía, aroma -terapia, aprender algo de yoga, alguna afición que te relaje, como leer un buen libro, pintar, escribir etc.,
Por supuesto que si la situación es grave es necesario acudir a las Clínicas del Sueño, e incluso hay una gran cantidad de medicinas que prometen “resolver este problema”. Pero en este caso es fundamental atender una recomendación de salud básica, evitar auto-medicarse.

Igual de valioso que es cuidar el sueño, es la alimentación saludable, y el ejercicio. Pues finalmente eso que muchos llaman “calidad de vida” no se refiere realmente a cuánto dinero, joyas o lujos podamos acumular, sino a algo mucho más valioso, envejecer con salud, que es el objetivo.

Please follow and like us:
Pin Share

Recent Comments

No comments to show.
RSS
Follow by Email