Home »  México, 200 años

 México, 200 años

 

Casi un día como hoy, pero de 1821, el ejercito Trigarante entro a la Ciudad de México. Horas después se firmó, allí mismo, el “Acta de Independencia del Imperio Mexicano”.

 

Así, hace dos siglos México se convirtió en un país independiente de la Nueva España, por lo que este día representa una conmemoración especial para toda la nación.

 

En buena medida, gracias a esos hechos históricos, hoy somos una nación de libertades y derechos en que todas las personas son iguales ante la ley.

 

Cada año recordamos a Miguel Hidalgo, a José María Morelos y a los demás héroes que nos dieron patria. Y así debe ser.

 

Sin embargo, la consumación –más de 10 años después de su comienzo— de esa gesta revela uno de los procesos históricos más complejos de nuestro país pues incorpora a Agustín de Iturbide y, por lo tanto, la importancia de, las negociaciones y el pragmatismo político.

 

En contraste con 1810, cuando el cura Hidalgo convocó al pueblo llano bajo el estandarte de la Virgen de Guadalupe, la consumación formal de la Independencia de México en 1821 fue resultado de un complejo proceso de acuerdos al interior de las élites de la época. 

 

Militar del bando realista, Agustín de Iturbide combatió, incluso, contra Morelos. Sin embargo después fue capaz de construir una alianza con los insurgentes, en la persona de Vicente Guerrero, durante el llamado Abrazo de Acatempan, el cual llevó al Plan de Iguala, en el que se establecieron las bases de nuestra independencia nacional.

 

Así es, la lucha por la independencia de nuestro país, iniciada por nuestros queridos héroes, tuvo una culminación gracias a la conciliación de intereses y el diálogo entre bandos opuestos.

 

Es cierto que de inmediato Iturbide se atrevió a declararse emperador de México –Agustín Primero–, y que durante décadas el país permaneció dividido entre liberales y conservadores, sin embargo todo ello ocurrió, como el resto del futuro, como nación independiente.

 

Todas y todos tenemos el deber cívico de reconocer las gestas que dieron vida a nuestra patria, la obligación intelectual de aprender las lecciones de nuestra historia y así, promover los valores que permitan a nuestro pueblo gozar de una vida digna.

 

Y, por supuesto que la democracia, la igualdad de género y la tolerancia forman de las semillas de ese sueño de independencias libertad que nació hace 211 años, pero que comenzó a concretarse aquel 27 de septiembre de 1821.

 

Celebremos a Hidalgo, a Morelos, a la Corregidora, pero también reconozcamos el papel de figuras como Iturbide y, sobre todo, la necesidad de reconciliar la lucha legítima por los ideales con la construcción de treguas y acuerdos que nos permitan reconciliar nuestras diferencias. Es así como ganamos todos, como gana México.

 

Es gracias a la rebeldía de todos aquellos grandes personajes, pero también a su talento para pactar y reconciliarse, que hoy tenemos una patria en la que podemos seguir luchando por mejorar nuestra democracia, por construir una sociedad más justa en la que los hombres y las mujeres de nuestro tiempo podemos regalarle a nuestras hijas y nuestros hijos un país más justo y solidario.

 

 

Please follow and like us:
Pin Share

Recent Comments

No comments to show.
RSS
Follow by Email