Home » Mujeres: Mucho que celebrar y más por que luchar

Mujeres: Mucho que celebrar y más por que luchar

Que no se equivoquen, el Día Internacional de la Mujer no es un día más inventado por la mercadorecnia, no se instituyó para que le lleven una rosa a la esposa, a la novia o la compañera de trabajo, sino para reconocer los logros que las mujeres han obtenido en su larga y fuerte lucha por la igualdad en un mundo.

 

Por Angeles Vázquez

El 8 de marzo se celebra como todos los años El día de Internacional de la Mujer, en la mayoría de los países del mundo se reconoce la importancia de su presencia en todos los ámbitos y el hecho de que son fundamentales para el avance de la sociedad en su conjunto.

Aún en estos tiempos existen algunos hombres que tuercen los ojos ante la celebración de este día, y aún peor algunas congeneres también enfrentan el día con malestar por sentir que es redundante ya que para eso tienen el 10 de mayo, que es el Día de la Madre.  Sin embargo en la actualidad no todas las mujeres optan por la maternidad, algunas optan por otro proyecto de vida para realizarse, hay quienes consideran que el Día Internacional de la Mujer es muy similar al día de San Valentín o las fiestas navideñas.

Que no se equivoquen, el Día Internacional de la Mujer no es un día más inventado por la mercadorecnia, no se instituyó para que le lleven una rosa a la esposa, a la novia o la compañera de trabajo, sino para reconocer los logros que las mujeres han obtenido en su larga y fuerte lucha por la igualdad en un mundo, en el que hasta la fecha, enfrentan muchos retos para lograr un trato justo socialmente y sobre todo para lograr equidad de género.

Hace un par de décadas comenzó una embestida antifeminista que progagaba la idea que esa lucha sólo había traido desventajas a las mujeres porque ahora tenían que realizar doble y triple jornada diaria de trabajo.

Pretendía que antes estaban muy tranquilas en sus casas cuidando a sus hijitos, limpiando la casa y cocinando de gratis, sin generar ingresos, sin tomar en cuenta lo que eso significa en renuncia a la independencia, y anulándoles la posibilidad de destacar en los talentos que las hacen felices.

Incluso prolifereron libros en los que se dibujaba una caricatura grotesca de las feministas como amargadas y calificaban su movimiento como un fracaso. Nada más falso, las mujeres han demostrado en las últimas décadas ser tan capaces y tan inteligentes como los hombres, y han demostrado también por la vía de los hechos que pueden ser excelentes ejecutivas y profesionistas exitosas, sin que ello implique descuidar a los hijos y su hogar.

En un mundo en el que la fuerza laboral femenina crece cada vez más es importante que las mujeres tengan en mismo salario que los hombres por un trabajo igual, y que los hombres –a su vez- exijan los mismos beneficios que las mujeres para poder quedarse a cuidar a sus hijos en caso de ser necesario.

En su excelente estudio A Womens Nation Changes Everything, Maria Shriver comprueba que  por primera vez en la historia del país más de la mitad la fuerza laboral es femenina, y que las madres en su mayoría estána cargo el sostenimiento la casa, o son corresponsables de aportar dinero para el mantenimiento de la familia. La  ex primera dama de California nos dice que esto cambia absolutamente todo, no sólo para las mujeres sino también para los hombres, para las familias, para los jefes en las oficinas, para los trabajadores y desde luego para toda la sociedad estadounidense. Y las mujeres Latinas estamos desde luego incluidas en esta estadística.

Situándose por encima del feminismo revanchista que presenta a los hombres como culpables de todos los males por ser los beneficiarios de los privilegios que la misma organización social les otorgaba, María Shriver nos dice que “la batalla de los sexos llegó a su fin”. Lo que se impone en la actualidad es la negociación, ceder en ocasiones para obtener algo y ganar otras veces sin que ésto signifique una pérdida para la pareja.

Hombres y mujeres están muy claros en lo que quieren lograr en la vida tienen muy definidos cuáles son sus roles dentro del matrimonio, como padres y en sus trabajos.

Shriver dice que este es un cambio permanente en nuestra cultura, no se trata de una simple modificación en la demografía, estamos presenciando una transformación social que afecta a todos y cada uno de los aspectos de nuestras vidas,  tenemos que redefinir cómo vamos a trabajar, cómo vamos a jugar,  cómo nos vamos a cuidar unos a otros.

Sin embargo, aunque es cierto que el momentum de esta transformación puede durar algunos años más,  no se puede bajar la guardia y pensar que  este proceso tiene ya una vida propia, es importante mantener la idea de que la vida de pareja y de familia se teje en una relación de equidad de género, como amigos, para que este avance no corra el riesgo de sufrir un revés ante el embate de las  ideas retrogradas que están proliferando en la actualidad.

Una muestra de lo que se puede lograr la tuvimos el día de La Marcha de las Mujeres que convocó a millones de personas en sus más de 300 marchas hermanas en todo el mundo, y en la que participaron mujeres, hombres y niños, gente de varias generaciones que quienes confluyeron para manifestar su apoyo para que las mujeres mantengan los logros obtenidos a través de una lucha de muchos años y que sienten pueden estar en riesgo, como el derecho a servicios de salud para la planeación familiar, que en el caso de las Millenials, -por ejemplo-, no habían considerado que fuera un triunfo, porque han crecido con ese derecho que daban por sentado les correspondía.

Hoy más que munca es tiempo de unidad, y de estar alerta acerca te los  riesgos que pudieran echar por tierra los logros que han costado tanto esfuerzo a las mujeres de otras generaciones obtener para beneficio de todas y de todos en general.

Terry O´Neill, presidenta de National Organization for Women (NOW por sus siglas en inglés) da la voz de alerta ante las personas que el nuevo presidente ha elegido para formar su gabinete.

La presidenta de NOW afirmó en un comunicado de organización que “Trump esta conformando un gabinete siguiendo su propia imagen…” agregó que los elegidos para trabajar en su administración son “sordos a los problemas de los ciudadanos comunes”, y los calificó como “blancos, ricos y misóginos”.

Empecemos entonces por reconocer los logros de la lucha feminista, festejemos que hay avances aunque la transformación sigue, y luchemos porque no se estanque o aún peor vayamos nuevamente a los tiempos en que se vetaba a las mujeres en algunos trabajos, porque aunque usted no lo crea por ahí anda alguien promoviendo los “derechos de los hombres”, y aunque parece una broma dado el nivel de beneficios que ellos tienen aun hoy en día, puede ser peligroso que los conservadores los protejan bajo su ala.

 

 

 

 

 

Please follow and like us:
Pin Share

Recent Comments

No comments to show.
RSS
Follow by Email