Home » Reforma migratoria, otro espejismo

Reforma migratoria, otro espejismo

César Romero

Seguramente la reunión de los tres mandatarios de América del Norte fue importante. Pero no por las razones públicamente exhibidas. El nuevo redoble de tambores por una próxima reforma migratoria se suma al rosario de “buenas intenciones” que pavimentan desde hace 21 años el famoso “camino al infierno”.

El encuentro en Washington D.C. de Joe Biden, de Estados Unidos, Justin Trudeau, de Canadá, y Andrés Manuel López Obrador, de México tuvo como resultado concreto una nueva fotografía de tres líderes “progresistas” y muy poco más.

A principios de siglo, cuando el concepto “interméstico” (la confluencia del ámbito internacional con el doméstico) era una novedad, la disposición de tres jefes de Estado para atender juntos temas transfronterizos como el comercio, el crimen organizado internacional y la migración, la reunión de los “tres amigos” tenía alguna relevancia. Al menos en la dimensión retórica de la diplomacia decorativa.

Concentrémonos en el tema migratorio –razón de ser de esta publicación comprometida con la mejor integración de los recién llegados a su nueva realidad–, un asunto en el que en este 2021 se volvió a prometer que sería atendido desde sus raíces –el programa “sembrando oportunidades” para Centroamérica, con respeto a los derechos humanos, de manera integral y con el compromiso del presidente mexicano de abogar ante el congreso estadounidense sobre las “grandes aportaciones” (las remesas) de sus paisanos.

Y, como dijeran los que saben: “and what´s new?”. Prácticamente nada. Van ya dos décadas desde que una nueva generación de inmigrantes que en los hechos ya estaban bastante integrados al American way of lifeesperan una muy merecida reforma migratoria que, como ha ocurrido con todas las grandes olas migratorias que formaron esta nación, comenzaran a ser aceptados por sus méritos propios en el país. Tal cual como se los ofrecieron prácticamente todos los presidentes en turno. Desde Bush Jr. y Fox hasta Biden y AMLO.

En un contexto global de angustia por una pandemia que se niega a desaparecer, ante los evidentes estragos de un orden económico profundamente injusto, el tema migratorio se ha convertido en una bandera fácil para canalizar las frustraciones y el odio  las sociedades avejentadas de países ricos, como el propio Estados Unidos donde su politización desde la Casa Blanca sirvió como combustible para alimentar el activismo más primitivo de una extrema derecha racista e ignorante.

Y a pesar de todo, tras 21 años de escuchar mentiras y promesas huecas, los más de 50 millones de latinos siguen construyendo su particular sueño Americano. La realidad sigue imponiéndose: la aún poderosa economía norteamericana sigue demandando mano de obra que sus nuevas generaciones no alcanzan a proveer; además de la demanda de servicios para atender necesidades básicos de los más de 100 millones de “baby boomers”, la vieja generación que le dio al país su condición imperial. Eso, por un lado; desde fuera tenemos naciones enteras desmoronándose, un abismo económico en constante expansión y la muy sólida capacidad de atracción de la maquinaria propagandista made in the U.S.A.

Como resultado, las caravanas migrantes siguen cruzando México, a pesar de las decenas de miles de militares que hacen todo para impedirles el paso. Son tales el hambre, la desesperación y la ilusión de los nuevos flujos migratorios que ni los muros de metal o tecnológicos los han podido detener.

Entretanto, la latinización de Estados Unidos es un hecho. El ejemplo, trabajo duro, patriotismo y progreso social de sus comunidades es indudable. Casi el 90 por ciento de los hispanos radican el país sin problema migratorio alguna, lo cual resulta casi obvio si consideramos que la mayoría de ellos nacieron en Estados Unidos. Una abrumadora mayoría se comunica muy bien en inglés y cada día reconocen más a la lengua castellana como una ventaja cultural y rasgo de identidad.  En los hechos han ganado plena legitimidad. Ojalá y pronto lo logren en derecho.

 

 

Please follow and like us:
Pin Share

Recent Comments

No comments to show.
RSS
Follow by Email