Home » Sólo los Republicanos pueden destituir a Trump

Sólo los Republicanos pueden destituir a Trump

Por Julio César Fierro

A pocos días de que se cumplieran seis meses de la presidencia del magnate Donald J Trump, nuevos escándalos que lo inculpan de una relación con Rusia han emergido. Desde que Donald J. Trump anunciara su lanzamiento por la carrera presidencial de los Estados Unidos en Junio del 2015, muchos han sido los escándalos que han rodeado a la estrella del Reality Show “The Apprentice”. 

El actual presidente se ha envuelto en los siguientes escándalos: describió a los migrantes mexicanos como violadores y narcotraficantes, atacó al Senador John McCain diciendo que no era un héroe de guerra debido a que fue capturado en Vietnam, propuso prohibir la entrada a personas de seis países musulmanes, salió a la luz una cinta en donde presume el acosar sexualmente a una mujer, despidió al director del FBI para impedir una investigación en su administración, proporcionó información clasificada al canciller de Rusia, Sergei Lavrov, y recientemente, salieron al público revelaciones que señalan que su hijo, Donald Trump Jr., negocio una reunión con la abogada rusa Natalia Veselnitskaya, ligada al Kremlin, para hablar sobre información perjudicial sobre Clinton y más tarde aparecería un informe se dice que el presidente dictó la declaración engañosa que se atribuye a su hijo sobre dicha reunión. Estas últimas revelaciones han avivado e intensificado una vez mas la relación Trump-Rusia, además de el debate sobre si Trump es apto para gobernar, y su posible destitución.

Por ello, resulta pertinente conocer el marco jurídico y político, y el proceso que las leyes estadounidenses señalan deben seguirse para destituir a un presidente. De acuerdo a la Constitución política de los Estados Unidos, sólo hay cuatro formas en las que una presidencia en Estados Unidos pueda terminar prematuramente: impeachment o destitución por juicio político, renuncia, muerte o declarado físicamente incompetente bajo el 25ta Enmienda de la Constitución.

Poniendo de un lado la destitución por muerte, en los últimos meses se ha hablado mucho de un impeachment y de la 25ta Enmienda por muchos críticos y opositores de Trump con la finalidad de destituirlo. 

¿Que señala el 25th Amendment?

El 25th Amendment o 25ta Enmienda, fue añadida a la Constitución estadounidense en Febrero de 1967, bajo la sección 4, esta indica: que un Presidente puede ser removido si es juzgado de “no ser capaz de llevar acabo las funciones y poderes de la presidencia por una incapacidad física.” Sin embargo, debido al ambiguo lenguaje que se utiliza en esta enmienda también da a lugar para argumentos relacionados con “incapacidad mental.” Esta evaluación solo puede ser por el Vicepresidente y la mayoría de secretarios de Gabinete, o por un equipo de expertos seleccionados por el congreso. Hasta el momento, ningún presidente en la historia ha sido removido por esta reforma, pero fue muy mencionada cuando el Presidente Ronald Reagan tuvo una operación por cáncer de colon en 1985 y cuando el Presidente George W. Bush tuvo una colonoscopia en el 2002 y 2007.

¿Qué es un Impeachment?

Impeachement o destitución, es cuando una acusación formal de hechos realmente serios es lanzada hacia el presidente o cualquier funcionario civil de los EEUU.  La constitución de los EEUU señala que “el Presidente será separado de su puesto y destituido por medio de la Cámara de Representantes si este es acusado y declarado culpable de traición, soborno u otros delitos y faltas graves.” 

A pesar de que en muchas ocasiones se ha utilizado el termino “impeachment” con varios presidentes en doscientos veintiocho años sólo ha habido dos impeachments.

El primer presidente que enfrento cargos por impeachment fue Andrew Johnson, quien fuera la decimoséptima persona en ser presidente de la nación. El Sr. Johnson, fue removido de la presidencia en 1868 y la votación se llevo acabo 11 días después de que despidiera a Edwin Stanton, el Secretario de Guerra, un hombre que no estaba de acuerdo con las políticas de Johnson.

El otro presidente es Bill Clinton, el presidente numero 42 de los Estados Unidos, a pesar de contar con una aprobación del 72 % fue removido de su cargo como presidente, el 19 de diciembre de 1998, por los cargos de perjurio y obstrucción de justicia; después de haber mentido acerca de la naturaleza de su romance con Monica Lewinsky y por pedirle premeditadamente que ella también mintiera al respecto. 

Es importante destacar, que Richard Nixon estuvo cerca de tener un impeachment  por el escandalo de Watergate, pero este opto por renunciar antes de ser destituido.

¿Cómo aplicaría un Impeachment o la 25va Enmienda a Trump?

En el caso de Trump es poco viable de que la 25va Enmienda aplique con el. Debido a que para que esta se lleve acabo, el Vicepresidente y la mayoría de su gabinete deberá votar para removerlo, lo cual no es una tarea fácil dado que Trump selecciono a cada uno de ellos con la idea de que estos le brindaran su lealtad. Asimismo, en dado caso de que este proceso se lleve acabo, esto seria solo el inicio, ya que si el presidente, no esta de acuerdo (que presumiblemente no lo estará) la Sección 4, de esta reforma le permite que declare que no existe ninguna inhabilidad y pueda seguir en el poder. Si eso sucede el vicepresidente y la mayoría del gabinete tendrá que votar nuevamente.  En esta instancia, la Constitución menciona que el Congreso se debe de involucrar y las dos casas deberán votar; con dos tercios de los votos el presidente seria movido del cargo, lo cual es muy difícil.

En comparación, el impeachment es una herramienta legal más efectiva en contra de Trump, ya que sólo requiere la mayoría de votos de la Casa de Representantes seguido de dos tercios de votos del senado. Pero, es  poco probable que a Trump se le lleve a un juicio político en estos momentos. A pesar de tener uno de los márgenes mas bajos de aprobación en la historia de un presidente de los Estados Unidos, dentro y fuera del país, el empresario, cuenta en estos momentos con el apoyo del Presidente de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, Paul Ryan y del Líder de la Mayoría en el Senado de los Estados Unidos, Mitch McConnell.

El apoyo de estos líderes hacia Trump es en parte, a que la destitución de Donald Trump afectaría o destruiría la agenda de los Republicanos. Los líderes Republicanos saben que un impeachment puede ser muy largo y feo, lo cual causaría un consumo de tiempo y energía en el Congreso. De la misma manera, este puede tomar muchos meses, los cuales los Republicanos necesitan en estos momentos para pasar legislaciones, como la de salud e impuestos, esto antes de las elecciones de medio termino del 2018, en donde si no realizan un buen trabajo podrían perder el control de la Cámara y el Senado. Por lo cual, Ryan prefiere seguir adelante con su meta de pasar sus legislaciones, en lugar de gastar meses y meses en tratar de destituir a Trump; lo cual también le daría ventajas políticas a sus contrincantes Demócratas.

Cabe resaltar, que también se ha apuntado al ex director del FBI Robert Mueller como Fiscal especial para la investigación de la relación entre Trump-Rusia. Es verdad, que el Sr. Mueller puede crear muchos problemas para la gente cercana a Trump si es que encuentra suficiente evidencia, ya que puede procesar a Donald J. Trump Jr., Jared Kushner, Michael Flynn, Paul Manafort y hasta el vicepresidente Mike Pence si lo encuentra necesario. Sin embargo, Mueller, seguramente no tiene las herramientas legales para procesar a Trump; así que la salida de Trump no será por esta vía, ya que las persecuciones ordinarias no funcionan con un presidente. Un presidente no puede ser juzgado en las cortes federales como cualquier otro civil. 

Finalmente, un escandalo más en la era Trump, no causará el termino de su presidencia si es que los republicanos le siguen brindando su apoyo, y a menos que Trump decida renunciar voluntariamente al cargo, los únicos que pueden destituir a Trump son los líderes Republicanos Paul Ryan y Mitch McConnell. En estos momentos, no es redituable para los Republicanos buscar destituir al presidente, no obstante cada vez surgen más escándalos y acusaciones hacia Trump, su popularidad es la mas baja de la historia de un presidente en el mismo tiempo, la desconfianza de los votantes sigue incrementándose, la relación con Trump y el partido Republicano ha empezado ha deteriorarse, y a pesar de jactarse de pasar más legislaturas que ningún presidente en el mismo periodo, esto no es cierto, y los Republicanos lo saben, por lo cual cada vez tienen menos razones para defender lo indefendible.

 

 

 

Please follow and like us:
Pin Share

Recent Comments

No comments to show.
RSS
Follow by Email