Home » Futuro cercano

Futuro cercano

César Romero

¿Qué viene después de los celulares? ¿Cuándo empieza el apocalipsis ambiental? La Luna y marte, ¿para cuándo? ¿Cómo será la pos-pandemia? ¿Cuánto tiempo durará la 4T?

En consideración a las fechas me atrevo a compartir estas 5 preguntas y mis intentos de respuestas.

¿Qué viene después de los celulares?

1.- Los wearables (“usables”).  Esto es, dispositivos electrónicos que de una u otra manera están “conectados” al cuerpo. Quizás el mejor ejemplo sea el Apple Watch, que una vez que alcance su potencial natural –mediante un pequeñísimo implante– se convertirá en un poderoso monitor de la salud. De hecho, ya se desarrollan diversas fibras que pronto se convertirán en prendas de vestir “inteligentes” que nos permitirán interactuar mejor con el universo digital.  Y ya vienen los lentes con capacidad de convertirse en pantalla/proyector, así como integrar AR (Augmented Reality) a nuestro paisaje personal.  El tema se pondrá de moda en dos o tres años y será masivo en una década.

¿Cuándo empieza el apocalipsis ambiental?

2.- Ya empezó, pero como la celebre historia de la rana metida en una olla de agua sobre la lumbre, no nos queremos dar cuenta.  Incluso en la versión más catastrofista –que esta en marcha una sexta gran extinción de la naturaleza, esta vez provocada por los humanos–, resulta claro que, para muchas personas, el aumento de algunos grados en la temperatura del planeta será considerado como una molestia menor; lo mismo que la desaparición de los osos polares y otro medio millar de especies animales. Desmontar una economía mundial basada en el carbón y el petróleo –si ocurre–, será un proceso que tomará varias generaciones.

La Luna y marte, ¿para cuándo?

3.- Si algo tenemos que reconocerle a estos “tiempos interesantes” que nos toca vivir, es la velocidad del cambio. Si como especie tardamos 46 años en alcanzar los primeros 50 millones de personas con acceso a la electricidad; si nos tomó 22 años llegar a esa misma cifra de televidentes, a Facebook le tomó 2 años, a twitter 9 meses, a Pokemón Go, 19 días.  La ciencia y la tecnología tienen prisa. El IoT (Internet of Things), la AI (Artificial Intelligence), la robótica avanzada, la impresión en 3-D son ya una realidad.  Repetir la hazaña del 20 de julio de 1969 debería ser un juego de niños. Llegar a Marte –según la NASA–, tomará 8 años más.

¿Cómo será la pos-pandemia?

4.- Querer “regresar a lo de antes” es tanto como pretender olvidarnos de los automóviles para volver a la era de las carretas tiradas por caballos. Si nos referimos al caos urbano, a las multitudes atiborrando espacios públicos y salones de fiesta, es claro que nunca nos fuimos (pensemos en el transporte público). La elaboración y producción masiva de la vacuna y el avance en las tecnologías de las comunicaciones y la información fueron un amortiguador gigantesco para transitar con los (casi) 2 años del “quédate en casa”. A pesar de la brutal inequidad económica mundial y franca estupidez de algunos líderes políticos, los 5 millones de muertes registradas hasta ahora resultan un saldo notablemente menor que el antecedente de la Spanish Flu, un siglo atrás. En pocas palabras, lo que viene resulta más o menos obvio: más higiene básica, mejor ventilación, más tecnología y, ojalá, más sentido común.

¿Cuánto tiempo durará la 4T?

El argumento oficial va más o menos así: Si la anterior gran transformación produjo un régimen político de 70 años… la nueva era podría pasarse unas cuantas décadas culpando “a los de antes” por todos los viejos y nuevos problemas. Si consideramos la Segunda gran Transformación –el movimiento de Reforma del siglo XIX— en que una falla en el corazón de don Benito fue lo único que impidió su reelección, el dilema fundamental del ejercicio del poder, el de la sucesión, se convierte en un desafío existencial para este “movimiento” y/o régimen.  En lo personal no tengo duda que sus excepcionales talentos de su líder en el ejercicio de la política y manejo de la narrativa pública le permitirán cruzar el puente electoral del 2024 con quien a él se le de la gana.  Su personal estilo de gobernar, la eterna tentación del control transexenal, los resultados obtenidos y la madurez de la propia sociedad, marcarán el principio de su final en la elección intermedia del 2027.

Así pues, (1) la tecnología entrará aún más a nuestras vidas y obvio: los cyborgs se pondrán de moda. (2) El ecocidio tendrá grandes costos, pero habrá quienes sobrevivan a las cucarachas de García Márquez. (3) Volver a la Luna será pan comido y Marte, cuestión de esperar un poco. (4) El Covid (menos letal) tiene para rato, aunque ya se nos pasó el pánico… hasta que llegue el próximo bicho. (5) Si algo nos ha enseñado la historia del poder es que el talón de Aquiles de los caudillos está en su sucesión.

Please follow and like us:
Pin Share

Recent Comments

No comments to show.
RSS
Follow by Email